nekicesa-packaging-reciclable
Artículo

Reciclar y reutilizar el packaging que acumulamos en Navidad

En esta época del año, un sinfín de cajas de regalos se amontonan en todos los rincones de nuestras casas. Tras los Reyes, llegará la hora de hacer limpieza y poner orden. Pero no podemos deshacernos de todos esos envases a la ligera, la opción más ecológica será reutilizarlos.

Nuevos usos: la imaginación es el límite

Como ya explicamos, la Navidad es el periodo del año en el que las marcas hacen mayor hincapié en conseguir el efecto diferenciador y desarrollan diseños de packaging que llaman la atención y contagian la magia de estas fechas. El resultado es tan apreciado por los usuarios que, tras abrir sus regalos navideños, muchos de ellos no querrán deshacerse de ese embalaje tan original e incluso personalizado que los acompaña.

Algunos buscarán el modo de reutilizar el packaging: se servirán de esas cajas para guardar sus pertenencias e incluso crearán objetos diversos a partir de ellas. De este modo, estarán concediendo una segunda vida a esos envases.

Además de reutilizar el packaging navideño, también existe la alternativa de reciclarlo. De hecho, los fabricantes y los proveedores de packaging tenemos la responsabilidad de facilitar esta tarea a los consumidores. Nuestro compromiso implica reflexionar sobre los materiales que utilizamos para producir envases. Porque el packaging navideño, además de original y llamativo, debería ser fácilmente reciclable.

Una sociedad comprometida

Los ciudadanos se preocupan cada vez más por lo que consumen y por los efectos que dicho consumo tiene en su entorno. De hecho, ocho de cada diez españoles afirman que el impacto medioambiental del packaging de los productos afecta a su decisión de compra. La tendencia, por tanto, es inclinarse por aquellas marcas y productos que apuestan por la sostenibilidad ambiental. Así lo demuestra un estudio encargado por Pro Cartón, la Asociación Europea de Fabricantes de Cartón y Envases de Cartón.

Las conclusiones más destacadas de este informe son:

  • Los envases de cartón son percibidos como el envase y embalaje más ecológico y reciclable, seguido por el vidrio.
  • Dos tercios de los consumidores españoles han cambiado de producto o marca debido al packaging. En la mayoría de los casos, porque el envase no era reciclable o por usar de manera abusiva e innecesaria el embalaje.
  • Los consumidores están dispuestos a pagar más por un producto si tienen menor impacto negativo en el medioambiente.
  • El 92% de los consumidores españoles elegirían hacer la compra en un supermercado o tienda que animara, de manera activa, a sus proveedores a adoptar políticas y formas de packaging más respetuosas con el medioambiente.
  • Los consumidores españoles están de acuerdo en que los envases contengan más información sobre su sostenibilidad ambiental.

Los retos para fabricantes y ciudadanos

Existe un dato llamativo: el 80% de los impactos ambientales de cualquier producto se pueden gestionar en la fase de diseño. Cada vez más empresas son conscientes de ello, y aún queda mucho trabajo por delante para incorporar el ‘ecodiseño‘ en la fabricación de packaging. Las estrategias ya las hemos ido nombrando: fabricar packaging monomaterial, con materiales biodegradables no contaminantes y, a la hora de mezclar materiales, intentar que estos sean de fácil separación por el consumidor.

Los ciudadanos, debemos intentar también elegir envases responsables con el medio ambiente y evitar los envases que incluyen elementos que dificultan su reciclabilidad mandando así un mensaje a los fabricantes. A la hora de comprar, las personas debemos guiarnos por la utilidad y sencillez, y no solo por la estética. Por supuesto, este cometido debería ser una constante durante todo el año, y no solo en época navideña.

El papel de Nekicesa Packaging

En Nekicesa Packaging estamos comprometidos con el medio ambiente, así como el bienestar de nuestros clientes, proveedores y personas de su entorno. Desde Nekicesa Packaging fomentamos la gestión de bosques sostenibles mediante las certificaciones FSC/PEFC basadas en estándares de cadena de custodia. Estas aseguran una trazabilidad sostenible sobre la materia prima utilizada en todas las fases del proceso productivo y su posterior comercialización. Para nosotros, ofrecer servicios de calidad es tan importante como contribuir a mejorar la sociedad.