Smart packaging, beneficios para paciente y laboratorio.

¿Son los prospectos de los medicamentos difíciles de leer e interpretar? ¿Le resulta al paciente complicado adecuarse a las dosis prescritas?

Se estima que alrededor del 50% de los pacientes con enfermedades crónicas no sigue correctamente las prescripciones de su medicación.* Miles de personas encuentran problemas a diario a la hora de tomar su medicación y el uso incorrecto de los fármacos supone un grave problema para la salud pública, provocando, entre otros efectos, ineficacia en los tratamientos y mayores costes sanitarios.

Smart packaging: uso seguro y accesible de los medicamentos

Además del paciente general, algunos colectivos se enfrentan a mayores complicaciones en la manipulación de los medicamentos, como la tercera edad, personas con problemas de visión, movilidad o con dificultades para la lectura.

Por todo ello, la industria farmacéutica y cosmética está avanzado hacia la implementación de medidas smart packaging, que pretenden la interacción del paciente con el medicamento mediante envases intuitivos e inclusivos, que atraen su interés inicial, lo involucran activamente y facilitan el seguimiento del tratamiento.

La tecnología está íntimamente ligada a la revolución del smart packaging, integrando, por ejemplo, apps móviles de control para los pacientes asmáticos o creando videotutoriales de auto-administración de la medicación que se activan cuando tocamos el envase del medicamento. Elementos como el NFC y Bluetooth de nuestros dispositivos pueden ayudar al paciente a seguir el tratamiento en las primeras semanas e incluso les notifican cuando hay que comprar un nuevo envase, algo especialmente útil en pacientes crónicos.

Envases más sostenibles y compromiso RSC

A través de la implementación del smart packaging en la industria farmacéutica, los laboratorios tienen la oportunidad de mejorar el bienestar de las personas y su entorno comprometiéndose con un programa de RSC.

Además de facilitar la adherencia del paciente a los tratamientos, la optimización de los materiales del packaging y la creación de nuevos usos para los envases contribuyen a la reducción de desperdicios y el respeto del medio ambiente.

El camino hacia una sociedad más eficiente y sostenible pasa por optimizar los recursos disponibles, cuidar el origen de las materias primas y respetar nuestro entorno para diseñar nuevos envases inteligentes, cercanos y accesibles para todos.

Así pues, el smart packaging se convierte en el perfecto aliado de médicos y pacientes y una de las prioridades de la industria, combinando tecnología y ciencia para reforzar hábitos saludables y crear una comunidad conectada, responsable y segura.

* Datos extraídos del informe “Adherence for long-length therapies” realizado por la World Health Organization en 2003.

Smart packaging, beneficios para paciente y laboratorio.

About The Author
-