e-commerce-nekciesa
Artículo

¿Tienes un packaging a la altura de tu e-commerce?

Cuando hacemos una compra online, la operación no finaliza con el cierre del pedido. En estos casos, esperamos nuestro envío expectantes y con algunas incógnitas, pues probablemente no habremos tenido la posibilidad de palpar el producto previamente. En estos casos, crear una buena primera impresión a través del envase, será más decisivo que nunca. 

El envase debe ser efectivo, en todos sus aspectos. Pues tiene que ver con la logística, pero también con los valores que la marca quiere transmitir y con su estrategia de comunicación. Por eso, a la hora de diseñar un packaging para tu e-commerce, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El tamaño, pues ha de adaptarse al volumen del producto que lleva en su interior. Si el continente es mucho más grande que el contenido, o por el contrario, si es demasiado ajustado, no se estará protegiendo debidamente el producto. Se debe definir correctamente el tamaño del envase para no necesitar más espacio de almacenaje y así no asumir costes de envío innecesarios. 
  • El diseño. El diseño es un atributo muy importante dentro de la experiencia de compra online pero también un reto que afecta a todos los agentes que están presentes en la cadena de suministro. En el momento de recibir un paquete, tendremos toda la atención de nuestro consumidor, es entonces cuando necesitamos generar sentimientos que perduren en su mente mediante aspectos creativos. Asimismo, tenemos que implicar a los diferentes departamentos  de la empresa para abordar la viabilidad y los aspectos más técnicos del envase.
  • La coherencia. Los consumidores, cada vez más, demandan marcas transparentes y por lo tanto, productos transparentes. Por ese motivo, el envase debe estar alineado con el producto del interior. Por ejemplo, si hablamos de un producto ecológico, el envase no solo ha de reflejar la misma línea, sino demostrarlo. ¿Cómo? Siendo coherentes con los materiales seleccionados, teniendo en cuenta el proceso de reciclaje del envase, etc. 
  • La integridad. Durante el transporte, el producto que hemos adquirido por internet puede sufrir desperfectos relacionados con la incorrecta carga o manipulación. Por eso necesitaremos un packaging consistente, que proteja nuestro producto y asegure su llegada en perfectas condiciones. 
  • La utilidad. Junto con el diseño, la funcionalidad es un atributo muy valorado por el consumidor final. Es necesario ver más allá de las funciones básicas de protección de producto y sorprender al consumidor con diferentes opciones, como sistemas que permitan su transporte, por ejemplo.
  • La sostenibilidad. Sin duda este 2019 ha marcado un antes y un después en la concienciación del cambio climático por parte de los usuarios y de las empresas. Por eso, cada vez es más valorado por los consumidores que el envase sea «responsable». Es necesario analizar cuál será el material más adecuado para los canales por los que será transportado el producto final, así como optimizar los procesos intentar reducir el impacto medioambiental, entre otros factores. 
  • La accesibilidad. Pensar en todos es igual de necesario en el canal online, por esto las marcas deben concienciarse con el  packaging inclusivo  y hacer llegar a los compradores envases de fácil acceso. 

El «unboxing», un fenómeno clave en compras online

Las estrategias de marketing van mucho más allá del producto en sí, dando especial relevancia a las sensaciones que experimentan los consumidores. En ese sentido, muchos usuarios disfrutan tanto de la experiencia de adquirir su nuevo producto que se recrean en el hecho de desembalarlo, e incluso se graban un vídeo para subir a sus redes sociales o simplemente compartirlo con sus amigos: los famosos «unboxings».

Si has visto alguno de estos vídeos percibirás la ilusión que hace recibir un paquete con una imagen bien cuidada y en el que se miman los detalles. Es más, cuando el packaging entra por la vista, ¡tu producto tendrá más papeletas para ser compartido! Y lo que es más importante: si el diseño es reconocible, tus propios clientes te harán publicidad gratis. 

Ventajas de la omnicanalidad

En este escenario omnicanal en el que nos encontramos, las marcas deben trazar una estrategia global de marketing. Se trata, en suma, de homogeneizar los mensajes en los distintos canales de comunicación para crear un universo coherente en torno a la marca y reforzar el branding. De este modo, cada usuario concreto recibe el mensaje adecuado, en el momento en que lo necesita y a través del canal idóneo. 

En este escenario, el packaging se consolida como nexo de unión entre el mundo físico y el digital. Un buen packaging (offline) puede intervenir y mejorar las ventas del canal online, sobre todo en marcas poco conocidas o primeros pedidos, pues sigue siendo el primer contacto que tiene el consumidor con el producto y, en consecuencia, con la marca.

Y tú, ¿tienes una tienda online y aún no prestas atención a tu estrategia de packaging? Seguro que podemos ayudarte. ¿Hablamos?